martes, 4 de marzo de 2008

Paris Fashion Week

Y tras una larga espera al final llegó París, donde no hay sitio para mediocres o aficionados, diseñadores carentes de ideas y personalidad propia. Aquí sólo caben los genios, los artistas, inconformistas e irreverentes, profesionales entusiastas de su trabajo y que muestran, a través de la pasarela, conceptos claros y definidos, que temporada a temporada consiguen sorprendernos como si de la primera vez que los viésemos se tratase. Aquí sólo hay sitio para triunfadores. Los míos, han sido estos:

  • El regreso al tradicional estilo femenino de Chloe, tras los dudosos escarceos con el mundo industrial, Paolo Melin vuelve a la esencia del chic francés que Karl dejó en la firma y que tanto adoramos todos sus seguidores
  • La colección con mensaje (aún no muy claro) de Viktor and Rolf, en la que dejando las enormes letras a parte destacaron unas prendas clasicas pero insinuantes, en las que las transparencias fueron la nota predominante
  • La mujer naïf y llena de color y geometría de Tsumori Chisato. Una colección de la que cabe destacar sobre todo las medias degradadas, que serán una tendencia sin duda el próximo otoño-invierno
  • Nicolas Ghesquière para Balenciaga abandona la línea futurista radical de la temporada pasada para optar por un look mucho más comercial pero sin perder su sello personal característico. Vuelven las puntas afiladas en los zapatos

  • La maestra del punto Sonia Rykiel juega en su desfile con un look desenfadado y colorista con ciertos toques circenses.

  • Alexander McQueen vueve a hacernos creer que para soñar no es necesario volver a épocas pasadas sino que él mismo puede transportarnos en unos minutos al momento histórico que deseemos. Su inspiración en esta ocasión ha sido una mezcla de emperatrices rusas y mata-haris, pero sin llegar a perder la linealidad de su presentación

  • Alber Elbaz para Lanvin consigue mediante una colección prácticamente monocromática y de lineas limpias crear una mujer sofisticada y elegante incluso en vestidos que parecen fabricados con bolsas de basura. Lo bueno siempre espera al final

  • Y mención a parte de colecciones cabe destacar el sorprendente y criticadísimo maquillaje & peluquería de Dior, inspirado en Jackie Kennedy y por supuesto los años 60

(Click en las imágenes para ampliar)

2 comentarios:

Meripeih dijo...

Olé Ana! De verdad que alucino con lo bien que escribes y lo bien que sabes ver las tendencias en cada colección. Aprendo un montón con este blog ;P

Michael Oats dijo...

Me han encantado las medias bicolor de Chanel y no me han gustado nada los zapatos Balenciaga... cuando los vi... quizás a base de editoriales me entren por los ojos pero no sé... no me convencen...

I heart tu blog... lo sabes NO?

And I love Serena 2.